MORELIA, Mich., 20 de mayo de 2020.- Que en Michoacán se considere como violencia laboral, el despido injustificado por razón de género, y se otorgue un seguro de desempleo a las mujeres, propone la diputada Araceli Sucedo Reyes.

Señala un comunicado de prensa que, este jueves en la sesión virtual, la diputada integrante del Grupo Parlamentario del PRD en el Congreso del Estado presentará una iniciativa de reforma a la Ley por una Vida Libre de Violencia para las Mujeres en el Estado, quien hizo un llamado a que se implementen acciones emergentes y políticas públicas que ayuden a las mujeres, durante y después de esta contingencia por el COVID-19, ya que el impacto económico que esta situación va a dejar será devastador.

Por ello, en la iniciativa de reforma propone que al elaborarse el proyecto de Programa Estatal con sus Ejes de Acción, para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en coordinación con las demás autoridades integrantes del Sistema Estatal, se considere dentro del Programa Estatal, un plan de apoyo emergente de desempleo en beneficio de mujeres jefas de familia en situación vulnerable.

Es decir, otorgar un seguro de desempleo, cuando por causas de fuerza mayor o ajenas a su persona no puedan desempeñar sus actividades laborables, lo cual se realizará de acuerdo a las condiciones presupuestarias del Ejecutivo del Estado, quien determinará los lineamientos bajo los cuales deberá regirse el programa de apoyo.

“Considero que es necesario que el programa debe incluir esta política pública que hoy se plantea, ya que es una manera de ir eliminando poco a poco la violencia contra la mujer y de igual manera le vamos dando las condiciones a estas mujeres para que sean independientes y suficientes para su desarrollo y el de su familia, y no tengan que depender de alguien más para subsistir”.

Hizo mención que esta iniciativa es fundamental, ante la situación que están viviendo desde sus hogares miles de mujeres y ante la falta de trabajo o sustento económico, lo cual consideró también una forma de violencia contra la mujer.

Araceli Saucedo comentó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo al cuarto trimestre, seis de cada 60 mujeres con hijos que trabajan de manera remunerada en México lo hacen en la informalidad, por lo existen 8 millones 846 mil madres trabajadoras que no cuentan con seguro, ni perciben las prestaciones laborales de ley.

Lamentablemente, dijo que sigue creciendo el número de madres que solventan la totalidad de los gastos de sus hogares, es por eso que es necesario crear políticas públicas que se vean reflejadas en el crecimiento de estas madres trabajadoras.

“Debemos proteger a esas madres que solas sacan adelante a sus hijos, a esas madres que día con día salen a las calles a trabajar y que sus ingresos son insuficientes. Lamentablemente nos está tocando vivir una situación de salud muy complicada y aunado a esto, que ya veníamos arrastrando un gran rezago de pobreza y una desigualdad laboral muy evidente”.