MORELIA, Mich., 15 de septiembre de 2019.- Ante la amenaza del autoritarismo intolerante y la destrucción de las instituciones de política social, Michoacán requiere y necesita de diputados fuertes y con un alto sentido demócrata, para que hagan respetar la ley y eviten la imposición de una visión centralista y concentradora del poder en una sola persona.

Así lo afirmó el diputado Octavio Ocampo, al hablar a nombre de los diputados del Partido de la Revolución Democrática, en la sesión solemne de apertura del primer periodo de sesiones del segundo año legal de la 74 Legislatura al manifestarse en contra del manejo desde el centro del país las políticas públicas, pues se deben recoger opiniones de todos.

“Desde lo local se pueden solucionar los problemas de la población. Ahí se conocen los problemas, se dialoga con los ciudadanos y junto con ellos podemos salir adelante. El impulso al fortalecimiento del federalismo garantizando la división de poderes es una de las claves para oponernos a la avalancha centralista y autoritaria. Siempre pensando en el desarrollo de las comunidades y sus habitantes.

“Es preocupante porque no hay rumbo. Porque la austeridad no ha sido acompañada de planeación estratégica que promueva el ahorro y luego la inversión, el combate a la corrupción no tiene ni una sola denuncia ni sentencias, lo que estimula la impunidad y la destrucción del ya de por sí débil Estado de Derecho, las bandas criminales siguen teniendo a disposición un mercado financiero condescendiente y servil, ninguna clase de inteligencia informática ha sido puesta en marcha para cerrar los flujos económicos que requieren para operar”.

Ocampo destacó el proceso de destrucción y desmantelamiento de las instituciones con largos procesos históricos de consolidación que hoy son eliminadas y reemplazadas por dádivas asistencialistas que destruyen todos los principios fundamentales de la política social.

Es muy grave que el sistema se convierta en programa aislado, pero todavía es peor si éstos carecen de objetivos estratégicos, reglas de operación, auditorías, incluso lo único bueno que era la idea de que fueran directamente entregados sin intermediarios no se cumple, porque no existe claridad en los padrones de beneficiarios ni los medios para hacérselos llegar a los inscritos.

En Michoacán tenemos la gran oportunidad de reinventarnos recuperando los principios y valores democráticos con los que nacimos, ese es el reto, estamos seguros de que en unidad, con trabajo y de la mano con miles de michoacanos que depositan su confianza en nuestras causas e ideales, con una visión de estado desde el pensamiento de izquierda y bajo la premisa de que el único interés es el bien del ciudadano, señaló.