MORELIA, Mich., 14 de julio de 2018.- Aunque un total de 3 mil 527 candidatas obtuvieron el triunfo en las urnas en la contienda por cargos de elección popular en Michoacán, la cifra está lejos de la paridad, pues los hombres volvieron a acaparar la mayoría de espacios; aunque se cumplió con la postulación paritaria ésta no se materializó en el voto ciudadano, que a decir de especialistas todavía es emitido no solo en apego a simpatías políticas sino a razones de género.

En entrevista con Quadratín, la consejera presidenta de la comisión  de Derechos Humanos en el Instituto Electoral de Michoacán, Yurisha Andrade Morales, comentó que en un estudio preliminar comparativo con el proceso anterior respecto a la participación de la mujer, si bien se observa un avance en el acceso femenino a cargos de primer nivel, no se llegó a la paridad.

Detalló que tras el resultado de la elección del pasado domingo primero de julio en Michoacán habrá 16 diputadas; comparó que en 2014 fueron solo cuatro mujeres electas como presidentas municipales y ahora son 24; ahora fueron electas 88 mujeres síndicas mientras que en el proceso anterior fueron solo 24; y habrá mil 023 regidoras, en 2015 fueron solo 848.

En opinión de Andrade Morales el reto ha sido incrementar la participación política de las mujeres no solamente para que sean candidatas; señaló que aunque es un derecho que tiene la ciudadanía para elegir a sus representantes en las urnas debe haber mayor información para que la decisión no esté influida por razones de género.

Precisó que aunque en el proceso anterior se vio materializada la paridad en presencia de las mujeres en las regidurías hoy se incrementó, y se ha incrementado de un 3.5 por ciento a 21.4 por ciento la titularidad de los ayuntamientos a favor de la mujer, es decir, se eligieron 24 mujeres como alcaldesas a comparación del proceso anterior donde fueron electas  cuatro.

“Es importante mencionar que debemos continuar trabajando para lograr q las mujeres sigan ganando terreno en los cargos públicos, pero también para concientizar a las ciudadanía en cuanto al tema de la violencia política contra las mujeres y también contra los hombres”, expuso la consejera electoral.

Especialistas como Gabriela Molina Aguilar han señalado que en la elección 2018 en Michoacán se observó una debilidad institucional que no previó, además de que se impuso el machismo y la violencia política de género desalentó la participación e influyó en el electorado para que diera mayoría a cerca de 4 mil 473 hombres en cargos.

Molina Aguilar sostiene que entre los principales retos se erige la necesidad de un incremento presupuestal al interior de los partidos, la democratización de los partidos aunado a la urgencia de llevar la paridad hacia otros poderes como el Judicial, órganos autónomos y gabinetes de gobierno.