MORELIA Mich., 24 de octubre de 2020.-El Gobernador Silvano Aureoles aceptó que la atención al tema de la seguridad parece no tener fin, pues la adicción a las nuevas drogas sintéticas dibuja un escenario más complejo para su atención.

De hecho, él manifestó que el tema de la adicción, principalmente a las metanfetaminas, también conocida como cristal, debería establecerse como una emergencia nacional, por las implicaciones en salud y seguridad que resultan.

Entrevistado durante su visita a la inauguración de la mezcalería Hacienda Oponguio, en la ribera del lago de Pátzcuaro, el mandatario sostuvo que desde la Federación se debe construir una política integral frente al fenómeno, que ha desatado la confrontar de los cárteles en la mayoría del territorio nacional por la disputa de las zonas a controlar.

El gobernador confesó que la nueva droga, hecha a base de precursores químicos provenientes en su mayor de China, se elabora sin mayores problemas en espacios reducidos, casas habitación, lo que dificulta las acciones para su detención.

Hasta agosto, el Sistema Nacional de Seguridad Pública dio cuenta de mil  600 personas asesinadas, la gran mayoría vinculadas a disputas de grupos criminales, siendo Morelia, Zamora y Uruapan, los mayores referentes de violencia.