MORELIA, Mich., 13 de julio de 2019.- Las urgencias les entraron a los diputados por cerrar el segundo periodo de sesiones del primer año legal de la 74 Legislatura, sin acuerdo para la designación del Auditor Superior, sin informe de las actividades realizadas y con unos 300 asuntos pendientes de dictamen.


A las 18:40 horas el presidente de la Mesa Directiva José Antonio Salas hizo la declaratoria, luego de que se retiraron de la orden del día 13 asuntos que estaban enlistados para lectura, discusión y votación, desde dictámenes de la glosa del tercer informe de gobierno hasta posicionamientos, pasando por reformas y adiciones a diversas leyes.


A esa hora apenas había ya el quórum legal, 21 diputados, 19 ya habían abandonado la sesión que comenzó dos horas y media tarde y pese a que se repartieron tortas y refrescos, fifís entre los diputados, de Trico u Origo y menos sofisticadas para los reporteros, aunque más sabrosas.


Antes, los diputados designaron y tomaron protesta al magistrado de la primera ponencia del Tribunal de Justicia Administrativa de Michoacán (TJAM) Jesús Sierra Arias, a los titulares de los órganos internos de control del propio TJAM Mario Pineda Bañuelos, de la Fiscalía General María Isabel Torres Murillo y a los cuatro consejeros de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Daniel Rojas Sandoval, Juan Guillermo Cuevas Toledo, Alma Rosa Bahena y Mónica Andrade Molina.


La solemnidad se rompió luego de que el nuevo magistrado rindió protesta porque empezó a recibir felicitaciones y el coordinador del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional estaba cerca y no le quedó más remedio que darle la mano y el respetable exigió abrazo.


Apechugaron y hasta palmadita en la espalda se dieron; midieron fuerza Chuchos y Chones y ganaron los Chuchos al interior del tricolor y del Congreso del Estado, pero quedó clara la primera alianza entre el PRI y Morena con un magistrado primoroso.


En la repartición de posiciones, los legisladores mostraron decoro al desechar las propuestas del Instituto Electoral del Michoacán y de la CEDH para la designación de sus contralores internos porque no tienen los conocimientos suficientes, menos el perfil para ocupar el cargo que será fundamental para que opere el Sistema Estatal Anticorrupción.


Ese mismo destino puede tener el dictamen que la noche del viernes aprobó la Comisión Inspectora con la terna de la que saldría el Auditor Superior, pero no hubo acuerdo entre las bancadas por la división que hay entre ellas y optaron por retomar el tema posteriormente, en una sesión extraordinaria o de plano cuando inicie el primer periodo de sesiones del segundo año legal, en septiembre próximo.


Los 21 diputados y la secretaria de Servicios Parlamentarios quisieron su recuerdito y posaron en la tribuna; las mujeres, que tanto hablan de igualdad quisieron una fotografía sin hombres, al grito de Sandra Luz Valencia: ¡Mujeres al poder!.