LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 11 de junio de 2018.- Ni la fuerte lluvia ni los lodazales impidieron el trabajo en pro de la educación.

Silvano llegó a una cita que estuvo a punto de cancelarse por cuestiones meteorológicas.

Llegó acompañado por los Secretarios de Educación y Comunicaciones, Alberto Frutis Solís y José Juan Domínguez; por la de Espacios Educativos, Lupe Díaz Chagoya y por el alcalde porteño, Armando Carrillo Barragán.

Antes, el mandatario y su comitiva sortearon calles convertidas en caudales de agua y lodo.

Llegaron a un punto que parecía un pantano.

Son los terrenos de la Escuela Secundaria 153, una escuela de palitos, abandonada desde hace ocho años y rescatada hoy, por el Programa de Escuelas Dignas.

“Cuando llegamos al gobierno, 8 de cada 10 escuelas en Michoacán se encontraban en condiciones deplorables”, recordó el mandatario.

El mandatario, su comitiva y beneficiarios se acurrucaron en  la cornisa del único salón de esta plantel.

La fuerte lluvia provocada por la depresión Bud” no minó el ánimo de padres de familia y estudiantes de la escuela.

Por el contrario, se ondearon las banderas blancas que significaron el arranque de la obra.
Según Díaz Chagolla, la Escuela Secundaria 157, tendrá 3 aulas, sanitarios y una plaza cívica. Unos 180 alumnos de verán beneficiados. Habrá una inversión superior a los 3 millones de pesos.

La funcionaria declaró que a lo largo del actual gobierno se han logrado habilitar mil 700 escuelas.

No fueron pocos los emocionados con la acción gubernamental. Algunas lágrimas en los ojos se asomaron.

Y fue ahí donde el mandatario refrendó su compromiso por la educación de Michoacán.
Reconoció en los maestros un eje vital en el proceso del desarrollo y educativo, pero reconoció que sin las condiciones adecuadas, su tarea se dificultará.

“Vamos avanzado en la dignificación de la infraestructura educativa. Hemos hecho mucho con poquito, pero seguiremos. No pararemos”, ofreció el perredista.

El mandatario aflojó el cuerpo. Vio las necesidades de esta colonia, ubicada en la tenencia de Guacamayas y comprometió mejoras a calles y accesos a la zona.

Más aún, cedió a la solicitud de una estudiante que solicitó  apoyo para habilitar sistemas de cómputo.

“¡Claro que sí! No faltaba más”, respondió Aureoles Conejo, quien en automático solicitó al titular de la SEE, Alberto Frutis atendiera la solicitud.

Aureoles Conejo cumplió una apreteda agenda de trabajo aquí.

Recorrió el nuevo Centro de Salud, se reunió con pescadores y avanzó en el tema del proceso de mejora educativa.