MORELIA, Mich., 21 de septiembre de 2021.- Más allá del asistencialismo, las personas con discapacidad requieren de políticas públicas incluyentes para que puedan participar en la toma de decisiones, afirmó el diputado Víctor Hugo Zurita.

Con ese objetivo presentó un punto de acuerdo para exhortar al Congreso de la Unión a adicionar un párrafo al artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para garantizar que el estado promueva los de accesibilidad e inclusión, así como su desarrollo integral de las personas con discapacidad a través de políticas públicas con enfoque multidisciplinario, que propicien la inclusión de las personas con discapacidad en el ámbito político, social, económico y cultural del país.

Zurita, quien tiene discapacidad auditiva y vocal, lamentó que las normas que hay a favor de las personas con discapacidad sean letra muerta como la Ley para la inclusión de personas con discapacidad ya que, por ejemplo, se obliga a los tres poderes del Estado y a los organismos autónomos a que el tres por ciento de sus plantillas laborales sean de personas con discapacidad y ninguno la cumple.

Lo mismo ocurre con las acciones afirmativas ya que, por ejemplo, es el único diputado con discapacidad en la 75 Legislatura, cuando todos los partidos políticos estaban obligados a incluirlos en sus candidaturas y, si él llegó fue casi por suerte ya que Morena lo incluyó, pero hasta la sexta posición de la lista de candidatos de representación proporcional.

Habría que preguntar al INE, al IEM y a los tribunales qué pasó con las acciones afirmativas ya que únicamente se cumplieron las que son a favor de las mujeres, pero no de las personas con discapacidad o de los indígenas.

En una rueda de prensa que requirió de intérpretes, Zurita hizo un llamado a sus pares para que aprueben el punto de acuerdo propuesto y se solicite a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión a que legisle sobre el tema.

Aunque dijo que ha sido bien recibido tanto en Morena como en el Congreso del Estado, ha comenzado a tener algunas trabas ya que se quejó de que no le quisieron permitir el uso del salón de recepciones, bajo el argumento de los riesgos de contagio de Covid 19, pero si le prestaron un pequeño salón en las oficinas alternas de La Casona en donde fue imposible guardar la sana distancia entre los asistentes.