MORELIA, Mich., 2 de diciembre de 2018.-      El Plan Nacional de Paz y Seguridad que se implementará en el país por parte de la Federación para el sexenio 2018 a 2024 requiere de ajustes para evitar la confusión, reducir el riesgo de filtración de datos sensibles y facilitar la adaptación de los nuevos funcionarios del gobierno de la república a las labores institucionales, afirmó Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.

El mandatario expresó que es “bueno y normal” que ante el arribo  de una nueva gestión federal se desarrolló una nueva política pública que permita “atender aquello que no satisface”.

Sin embargo, “a mi juicio, hay que afinarlo, porque existe confusión”.

Detalló que no es viable que un coordinador regional lleve a cabo la convocatoria de las autoridades, ya que “eso no funciona así, existe una cadena de mando, sobre todo, para los asuntos policiales”.

Agregó que se precisa de la separación de los asuntos de seguridad pública y desarrollo, puesto que si bien la Federación ha dado mucho peso a los programas de desarrollo social, “por la situación del estado es necesario que se aborden estos temas en lo individual; no veo mal que trabajemos en una pista paralela los programas sociales”.

Silvano Aureoles mencionó que es fundamental la coordinación con los gobiernos federal y municipales , además de que “es entendible que los coordinadores no cuenten con el conocimiento de los temas, van empezando y no son expertos, así que los ayudaremos a ubicar que ya no son asuntos partidarios o de campañas lo que se tratará, sino un ejercicio de gobierno”.

Destacó que se prevén algunos ajustes en las estrategias nacional y estatal de seguridad, así como la conservación de algunas dinámicas efectuadas por el gobierno local.

“No se modificará la dinámica de que sea el gobernador del estado quien convoque a las sesiones, que se llevarán a cabo todos los días a las 08:00 horas. 

“Sin embargo, tenemos cuatro de 10 regiones que no coinciden en los planes del estado y la Federación y tendremos que hacerlas compatibles, preferentemente se mantendrá lo que ya tenemos, como es el caso de la región Tepalcatepec, que para el estado tiene como sede Apatzingán y para la Federación, Múgica, y es en Apatzingán donde disponemos de la infraestructura para las fuerzas policiales”, expresó Silvano Aureoles.

No se prevén modificaciones en el Convenio de Coordinación en Seguridad Pública entre Estado y Municipios.