MORELIA, Mich., 18 de mayo de 2020.- El diputado Fermín Bernabé Bahena condenó que el Gobierno de Michoacán siga violentando los derechos humanos de la ciudadanía al valorar la viabilidad de extender la vigencia del decreto que dio vida al aislamiento obligatorio en la entidad, justificándose con la implementación de medidas pensadas para frenar la propagación del coronavirus.

De acuerdo con un comunicado, la postura del diputado Bernabé Bahena respondió a que, a través de un nuevo decreto, el Gobierno de Michoacán pretenda extender los efectos del aislamiento obligatorio al próximo 31 de mayo y no al 17 del mismo mes, como se anunció en un inicio por parte del Ejecutivo estatal.

El legislador emanado de Morena lamentó que no exista una resolución pronta y efectiva por parte se la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en relación al decreto impulsado por Silvano Aureoles Conejo, aun cuando el Artículo 29 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos refiere que sólo el Gobierno Federal podrá hacer uso de esta medida –aislamiento obligatorio-, “en los casos de invasión, perturbación grave de la paz pública, o de cualquier otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto”.

“No llega una resolución definitiva de los jueces de distrito, y ¿qué pasa?, se seguirán violentando las garantías individuales de la ciudadanía con los operativos que se montaron para imponer la obligatoriedad del aislamiento, sin que en los retenes se establezcan medidas reales de prevención. Ni la temperatura te tomaban, sólo obstaculizaban el libre tránsito vehicular”, criticó el legislador emanado de Morena. 

Como integrante de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso de Michoacán, Bernabé Bahena señaló que pedirá el informe correspondiente a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), para verificar si han existido conductas inadecuadas por parte de la Secretaría de Seguridad Pública al momento de responder por el decreto que se hizo efectivo desde el pasado 20 de abril y que habría llegado a su fin este 17 de mayo, en caso de que no exista extensión en los plazos antes referidos.  

El legislador resaltó la importancia de que la ciudadanía siga respetando toda campaña que esté orientada a frenar la propagación del COVID-19 en la entidad; sin embargo, condenó que lejos de sumarse a la estrategia federal que se diseñó para hacerle frente a la pandemia, “el gobernador prefiera la confrontación y la implementación de medidas coercitivas que ponen el riesgo los derechos humanos de las y los michoacanos”.