MORELIA, Mich., 7 de diciembre de 2016.- Los violencia extrema contra la mujer que llega al feminicidio comienza con la difusión de imágenes estereotipadas de género, la cual debe ser regulada por los ayuntamientos al momento de que se les solicita autorización para la colocación de espectaculares.
“Yo veía, hace algunos meses, en un bar que anunciaban que a la chica que llevara la falda más corta le iban a dar una botella, había un espectacular enorme autorizado por el ayuntamiento en el que se veía chicas con faldas muy cortas  ¿qué estamos promoviendo?
“Vemos una serie de anuncios donde la mujer es utilizada como objeto o se le venden ciertos estereotipos de deber ser, eso fomenta violencia hacia la mujer, pero lo más preocupante es el aumento de casos de desórdenes alimenticios y de depresión de las chicas entre 15 y 19 años y eso es resultado de la promoción de esos estereotipos muy alejados de la realidad”.
Ante esa situación propuso una reforma a la Ley por una vida libre de violencia para obligar a los ayuntamientos a combatir la discriminación y la violencia de género, la cosificación contra la mujer y el sexismo en cualquier tipo de espacio físico y publicitario.
Además propuso un exhorto a los municipios encaminados a regular el buen uso de imágenes publicitarias, en el sentido de que la mujer deje de ser representada como objeto o con estereotipos negativos.

De aprobarse su propuesta, los ayuntamientos deberán tener el control de toda propaganda, carteles, mensajes, anuncios o volantes que contengan imágenes inapropiadas, sexistas y de cosificación de la mujer, además de la supervisión y regulación de spots, anuncios, volantes o folletos que conlleven mensajes denigrantes, discriminatorios y hagan apología de la violencia.