MORELIA, Mich., 12 de noviembre de 2020.- Seguramente habrá presión social de todos los afectados por los recortes presupuestales, antes de la aprobación en lo particular del proyecto de presupuesto de egresos de la federación 2021, afirmó el diputado el secretario de Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Armando Tejeda.

“Son muchos los sectores afectados, las estancias infantiles, los refugios para mujeres violentadas, el fideicomiso para la protección de defensores de derechos humanos y periodistas, el Fonden; ya nos estamos organizando para poder hacerle frente a este populismo exacerbado y centralista que estamos enfrentando”.

El legislador federal reconoció que el Poder Legislativo ya no dispone sobre las propuestas del Ejecutivo porque a los diputados se les olvidó que son representantes populares y se sujetan a una sola visión, la de Andrés Manuel López Obrador y nadie más puede opinar, nadie puede cambiar el presupuesto.

El problema, señaló, es que los aliados de Morena se venden por muy poco, como el Partido del Trabajo que por 300 millones de pesos para sus Cendis aprobarán lo que sea, con eso se dan y es muy triste porque están vendiendo al pueblo de México por nada.

El diputado por el distrito de Jiquilpan señaló que los 68 mil millones de pesos que se quitaron a los fideicomisos no se etiquetaron en el presupuesto y aunque digan que es para salud, no están etiquetados.

“No están consideradas las vacunas, son 30 mil millones de pesos y solo están en el presupuesto nueve mil millones, eso es terrible” indicó el diputado que lamentó el doble y engañoso discurso de que lo de los fideicomisos se va a seguir otorgando, pero que también va a ser para salud, cuando no es posible hacer dos cosas diferentes con el mismo dinero.

El caso de Michoacán es dramático porque no hay un peso para inversión y también recortes para el campo que es el sostiene la economía del estado, pero ya es público que Michoacán no es prioridad para Morena, indicó el legislador.