MORELIA, Mich., 19 de julio de 2019.- El gobernador, Silvano Aureoles, afirmó que la federalización de la nómina magisterial no pondrá el riego el presupuesto de Michoacán para el 2020, cuya aprobación la hará la Cámara de Diputados federal a finales del presente año.

No, subrayó, al contrario: la federalización busca que el sistema financiero del Gobierno se vea aliviado, porque estaríamos atacando el déficit de más de 5 mil 600 millones de pesos.

Silvano Aureoles señaló que serán las Secretarías Educación, de Hacienda y Crédito Público las que deberán ver de dónde salen los recursos para pagar los 3 mil 700 millones que requerirá Michoacán para el cierre del año fiscal.

“El Presidente (López Obrador) ya informó que será este año cuando se concrete la federalización. El tema de los recursos será una responsabilidad de ambas secretarías, que cumplan con lo que pide el Presidente”, dijo.

Aureoles explicó que gracias a la federalización de la nómina, Michoacán dejará de gastar 12 mil millones de pesos que actualmente destina año con año al sector educativo.