Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Melissa Pérez-Segnini/Quadratín

Pese a estar lejos de casa, 108 venezolanos en Morelia alzan la voz

Fátima Alfaro/Quadratín
 
| 16 de julio de 2017 | 18:47
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 15 de julio de 2017.- Están lejos de casa, más de 4 mil 490 kilómetros les separan de su hogar, pero los venezolanos residentes en Morelia se ocupan de los problemas que enfrenta su patria, como lo demostró la participación de 108 ciudadanos del país sudamericano en el punto soberano instalado en la capital michoacana para captar la respuesta al referéndum a que convocara la Asamblea Nacional Constituyente.
Ante la negativa de la oposición al gobierno encabezado por Nicolás Maduro y su pretensión de instalar por decreto una nueva Asamblea Nacional Constituyente, cuya función será emitir una Carta Magna que sustituya a la elaborada en 1999, ciudadanos han acudido a los puntos soberanos para expresar su acuerdo o desacuerdo con esta medida, en la que Venezuela se juega su futuro a corto, mediano y largo plazo, expuso Melissa Pérez Segnini, periodista y ciudadana venezolana residente en Morelia.
El ejercicio se ha llevado a cabo en Venezuela, así como en 639 puntos soberanos instalados en 559 ciudades de 101 países, como Chile, Argentina, Colombia, Paraguay, Perú, España, Italia, Irlanda, Inglaterra, Australia, Arabia Saudí, Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Egipto y México, donde desde las 07:00 horas inició el flujo de venezolanos interesados en hacer patente su aceptación o rechazo con las iniciativas del gobierno de Nicolás Maduro.
No se dispone de cifras que permitan conocer la cantidad de venezolanos que residen fuera de su patria, debido a las restricciones que al tema de la migración impone el régimen, refiriño Pérez Segnini, aunque se estima que frente a los 31.11 millones de personas que habitan el país sudamericano 2.5 millones de personas nacidas en él se encuentran actualmente lejos de su hogar.
Quizá por ello la afluencia considerable que se ha observado en los 639 puntos soberanos distribuidos por el mundo ha sorprendido a los mismos venezolanos inmigrantes.
“Esperábamos alrededor de 30 personas en Morelia, pero al corte de a votación recibimos a 108, a un ritmo de aproximadamente 10 personas por hora, no me esperaba que tantos venezolanos vivieran en Morelia, y una situación similar se ha tenido en ciudades como Querétaro y Ciudad de México, donde las imágenes muestran filas de hasta 500 personas, se ha encontrado bastante participación”, mencionó Melissa Pérez.
Y no es para menos, de acuerdo con la periodista, adscrita a Quadratín, Venezuela se juega el futuro, luego que mediante un decreto presidencial Nicolás Maduro determinara la integración de una Asamblea Nacional Constituyente, la que únicamente se mantendrá en tanto dota al país de una nueva constitución.
El rechazo a la decisión presidencial radica en primera instancia, consideró Melissa Pérez, de que a diferencia de la Carta magna de 1999, la determinación no nació de la población, sino del gobierno, ya que “los venezolanos no sentimos que haya necesidad de cambiar la constitución vigente”.
Además, explicó que conforme lo ha mencionado la oposición a Maduro, se prevén cambios profundos en la organización social y en la relación con el gobierno, como la atribución de las autoridades de la decisión de los estudios de los hijos, la extinción de la propiedad privada, el cese de la libertad de credo y la emisión de permisos para salir del país, situaciones que, en algunos casos, como en los viajes internacionales, ya se aplican de facto y que de prosperar la iniciativa serán legalizadas.
Tras afirmar que estas acciones serían un “retroceso” para Venezuela, Pérez Segnini agregó que además se espera impulsar un referendo revocatorio, mediante el cual se busca la convocatoria a elecciones para retirar de la titularidad del país a Nicolás Maduro y elegir nuevo presidente de Venezuela.
En tanto que arriban los resultados de la consulta en los puntos soberanos, permanece en la incertidumbre el destino de este ejercicio, que la actual Asamblea Nacional asegura es legal, al apegarse las condiciones que enfrenta el país al artículo 333 de la Constitución de Venezuela, que establece que “esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia”.
En contraste, el gobierno de Nicolás Maduro le ha considerado ilegal y no vinculante al efectuarse al margen del Consejo Nacional Electoral y no realizarse por padrón electoral.
Melissa Pérez agregó que en esta semana se prevé que la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que aglutina a los organismos de oposición, emitiría un posicionamiento respecto de la ruta a seguir una vez que se conozcan los resultados del referendo.