MORELIA, Mich., 17 de diciembre de 2018.- A la demanda de 100 por ciento de aumento salarial del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial del Estado de Michoacán, la contra oferta de ese Poder es de cuatro por ciento, tres por ciento directo al salario y uno por ciento a prestaciones.

El presidente del Consejo del Poder Judicial y del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Marco Antonio Flores señaló que para satisfacer la demanda de los trabajadores sindicalizados requerirían mil millones de pesos, lo cual es imposible.

Señaló que de los tres poderes del Estado, los trabajadores del Judicial son los que tienen los salarios más altos por lo que a oferta que les hacen es realista aunque tendrán que discutirla en su momento para evitar la huelga emplazada para las 09:01 del 22 de enero de 2019.

“Yo espero que todo se solucione de manera adecuada, pero sí apelaría ante los trabajadores del Poder Judicial a que sean conscientes de dos aspectos, primero que el Poder Judicial está al pendiente de satisfacer su sueldo, no se les ha retenido en ningún momento, y segundo que estamos acotados por un presupuesto que no lo podemos desbordar”.

El magistrado presidente dijo que en ese poder no se enfrentan problemas financieros para cerrar el ejercicio fiscal porque las ministraciones presupuestales se les depositan oportunamente y porque destinan el presupuesto para lo prioritario ciñéndose al plan de austeridad interno.

Los recursos para el pago de los aguinaldos están disponibles y se cubrirán como siempre se ha hecho, libres de impuestos, en una acción solidaria con los trabajadores, aunque podría ser el último año porque finalmente es una obligación de los servidores públicos pagar el Impuesto Sobre la Renta de ese ingreso extraordinario.