MORELIA, Mich., 9 de agosto de 2020.- La desincorporación de 10 bienes inmuebles del patrimonio estatal es obstaculizada por las diputadas de Morena Sandra Luz Valencia y Teresa López que se niegan a firmar el dictamen correspondiente, afirmó el presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública, Arturo Hernández.

Dieron su palabra de acompañar el dictamen con el que se autoriza la desincorporación de los 10 terrenos, pero no lo firman, razón por la que no se puede turnar al pleno, pese a que fue aprobado por la mayoría de los diputados integrantes de las comisiones unidas de Hacienda y Deuda Pública y de Desarrollo Urbano, Obra Pública y Vivienda.

“Es un candadito en el que radica la importancia de la integración de las comisiones y la de Desarrollo urbano está constituida por dos diputadas de Morena y uno del PRD y se ocupa la mayoría de las firmas por comisión. Dicen que sí, pero no lo hacen y luego piden apoyo para que salga algún otro asunto y se les ayuda, pero no cumplen, como siempre lo han hecho”.

El legislador del Partido Acción Nacional consideró como una bobería el pretexto de que el terreno del antiguo Centro de Readaptación Social no se venda, sino que se done al Instituto Mexicano del Seguro Social para que construya su sede, pero sea cual sea su destino primero se tiene que autorizar su desincorporación.

“Son -los diputados de Morena- como cuando te preguntan si quieres pastel y dices no y cuando llega el pastel te atragantas, así son, ¿por qué no propusieron antes la donación de un predio del Gobierno del Estado, por qué no buscan otros predios del Gobierno del Estado, por qué específicamente ese? creo que es un juego de bobos que no saben jugar, van a un concurso de bobo y pierden por bobos”.

Desde el nueve de abril las comisiones unidas aprobaron un dictamen con el que autorizan al Ejecutivo estatal la desincorporación de los 10 bienes inmuebles del patrimonio estatal para su posterior venta y los recursos que se obtengan se destinen a la atención de la pandemia de Covid 19.

Con ese dictamen dejaron sin efecto el que aprobaron el 13 de diciembre de 2019 en los términos solicitados por el gobernador Silvano Aureoles para que los recursos que se obtengan se destinen a obras de infraestructura.