LÁZARO CÁRDENAS, Mich., 07 de mayo 2021.- No más contubernio del poder público con organizaciones criminales, sentenció Cristóbal Arias Solís. “No permitamos el regreso al pasado, vamos por el cambio y la transformación”, llamó el aspirante de Fuerza por México (FxM) a la gubernatura, ante cientos de simpatizantes y seguidores.

De acuerdo con un comunicado, miren cómo dejaron al estado, miren qué presidentes municipales tuvieron, la mayoría en la cárcel, reflexionó ante una concurrencia participativa y espontánea que se le acercaba en todo momento para prodigarle su apoyo.

Con su esposa María Ortega Ramírez a un lado y las candidaturas a diferentes cargos del otro, Arias Solís advirtió que tanto la alianza PRIAN-RD como quienes hoy se han apoderado de Morena “representan el retroceso al pasado que ya vivimos y padecimos. No debemos de volver a caer en ese error después de diez años de terror de estos exgobernadores que ya estuvieron”.

Entre la algarabía, el aspirante del partido rosa clamó que “es tiempo de renovación, de cambio y de transformación, empezando por quienes deben dirigir los destinos de cada municipio y cada estado”.

Resaltó que, más que las siglas, lo importante son los valores familiares, cívicos, “que nos hacen sentir nuestra identidad y pertenencia a una comunidad, a un municipio, saber lo que es el estado y lo que representa la patria”. A nombre de los presentes, resaltó el orgulloso de ser michoacano, pero “más dignos nos vamos a sentir cuando logremos rescatar a Michoacán de la actual situación de crisis en que lo han dejado los malos gobiernos, por cierto, con algunos oriundos de este municipio que hoy quieren regresar”.

Estamos luchando, dijo Arias Solís, con la bandera de la honestidad, las manos limpias frente a la corrupción y “contra las uñas largas de los de enfrente, que no pueden negar su pasado oscuro y viciado, que llevaron a Michoacán a la bancarrota, a la inseguridad, a la falta de desarrollo económico, a la corrupción, a la falta de oportunidades, a un endeudamiento jamás visto”.

Comprometió un gobierno de cuentas claras, transparentes, de rendición de cuentas y, aparejado a ello, rendición de cuentas “para que el pueblo demande nuestra salida si le fallamos o lo traicionamos”.
Previamente, Arias Solís pidió abrir las puertas a todos aquellos que se han desengañado de los otros partidos, escuchar a mujeres y jóvenes, dar espacio a las expresiones culturales y artísticas para ser mejores personas y gobernantes.

Ante todos, reconoció en Nubia Castillo, Silvia Saucedo y Lupita Equihua a todas y todos aquellos simpatizantes que se han mantenido firmes y por convicción en la lucha democrática. Aquí, reconoció la dureza del golpe traidor cuando todos daban por hecho su candidatura a gobernador por el partido del presidente de la República, partido hoy en “descomposición”. Pero también celebró estar hoy aquí de pie, luchando, con la simpatía y el respaldo de la mayoría del pueblo. De las imposiciones en el partido guinda, dijo, ni quien se acuerde.

Por su parte, Minerva Bermúdez y Óscar Vázquez, candidatos a las diputaciones federal y local, ofrecieron trabajar en conjunto con el próximo gobernador, Cristóbal Arias, y con el próximo edil porteño, Manuel Santamaría, cuya planilla está llena de mujeres como Cynthia Cendejas y Ma. Santos Sagrero.

Antes, Cristóbal Arias encabezó otro acto en la Tenencia de Guacamayas, donde sumó el respaldo de jóvenes como Yeneiri Villanueva, jóvenes de la comunidad LGBTTTIQ+, que también demandaron inclusión, así como de organizaciones de repartidores que quieren mejores condiciones de vida para su municipio y sus familias.

Aquí, sobresalió el carácter abierto y espontáneo de la gente, entre quienes se distinguían las botargas artesanales de un par de panteras rosas, en alusión al color rosa partido FxM, mientras el aspirante a gobernador enumeraba aquellas circunstancias de las cuales hay que rescatar a Michoacán.