MORELIA, Mich., 9 de agosto de 2020.- El déficit de dos mil 500 millones de pesos que estima el Gobierno del Estado para cerrar este año provocará una crisis en la que no habrá recursos ni para pagar los salarios de la burocracia, advirtió el presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública del Congreso del Estado, Arturo Hernández.

La crisis económica provocada por la contingencia sanitaria por el coronavirus tendrá un efecto a largo plazo y se va a empezar a sentir en los próximos meses, sobre todo a nivel gubernamental que de por sí año con año sufre insuficiencia presupuestal, pero ahora será más grave por los recortes a las transferencias federales.

“No quiero pensar qué va a pasar ahora con instituciones como la Universidad Michoacana por la incapacidad recaudatoria del Gobierno Federal que obliga al recorte de las participaciones del fondo general; a fines de año no va a ver ni siquiera para el sueldo ni de los diputados y vamos a andar llorando”.

Es inevitable porque entre el 50 y 70 por ciento del presupuesto es para salarios y si hay un recorte del 40 por ciento a los recursos del fondo general le va a pegar a los salarios, no habrá recursos para pagarlos, indicó el legislador.

Como presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública del Congreso del Estado dijo estar en la mejor disposición para hacer los ajustes presupuestales necesarios y de generar los recursos posibles para que se atienda la contingencia sanitaria siempre y cuando haya claridad y transparencia.

Señaló que el Gobierno del Estado debe ser transparente e informar no solo al Congreso sino a la sociedad michoacana de dónde se tomaron los dos mil 300 millones de pesos que, de acuerdo con declaraciones del Gobernador, se han destinado a la atención de la pandemia y se especifique en qué se gastaron.