CIUDAD DE MÉXICO, 13 de marzo de 2018.- Cuando alguien es invitado a debatir y no acepta es por dos razones: porque la falta de ideas o la falta de capacidad para defenderlas, aseveró el candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade.

Luego de reunirse en privado con ejecutivos de Bancomer, en Torre BBVA de la empresa bancaria, el abanderado del PRI a la Presidencia de la República advirtió que no acudirá a debates donde no esté presente su contrincante de la coalición Juntos Haremos Historia, que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

En el periodo de intercampañas, comprendido entre el 11 de febrero al 29 de marzo, Meade arguyó de su decisión que la idea de un encuentro entre contendientes es que contrasten sus ideas quienes están deseos de participar, de lo contrario no es un debate.

“Yo estoy dispuesto a debatir mis ideas con todos los que están dispuestos a participar al mismo tiempo y en ausencia de eso, estoy dispuesto a confrontar mis ideas con quien sea distinto a la contienda que quiera contrastarlas conmigo”, dijo el cinco veces secretario de Estado.

Más información: Quadratín México