MORELIA, Mich., 3 de mayo de 2021.- La presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso del Estado, Cristina Portillo negó que haya nepotismo en la designación de los presidentes municipales provisionales, pese a que hay al menos tres casos que muestran lo contrario en Tarímbaro, Zamora y Lagunillas.

“No tengo registrado si hay nepotismo, pero los presidentes electos tienen su derecho a votar y ser votados y, si no hay un impedimento legal expreso, no nos podemos poner a que quede un familiar”, indicó la legisladora de Morena.

Portillo evadió la respuesta al fortalecimiento de los cacicazgos políticos que, de facto, propicia el Congreso del Estado, en lugar de fortalecer la democracia, bajo el argumento de que es difícil hablar sobre temas que no están previstos en la ley.

Ante el señalamiento de que en la ley tampoco está previsto que se hereden los cargos de elección popular, señaló que el Cabildo es el representante del pueblo y son esas instancias de gobierno las que proponen aunque en la Ley Orgánica Municipal se establece que es a propuesta de la dirigencia del partido que ganó la elección.

En la sesión del pasado viernes, se designó y se le tomó protesta como presidente provisional a Karlo Martín Samaguey, hijo del alcalde de Zamora, Martín Zamaguey, quien solicitó licencia para separarse del cargo porque está en la contienda electoral para reelegirse como edil.

En la sesión del 30 marzo se hizo lo mismo con el hijo de Baltazar Gaona, Éric Gaona, para concluir el periodo 2018-2021 en la administración municipal de Tarímbaro, luego de que el cinco veces alcalde falleció como consecuencia de complicaciones derivadas del Covid 19.

Ese mismo día también se designó y tomó la protesta constitucional a Claudia María Chávez Flores como presidente provisional de Lagunillas, ya que su hermana María Macarena Chávez Flores solicitó licencia para hacer campaña por la diputación federal por el distrito de Pátzcuaro.