MORELIA, Mich., 15 de marzo de 2019.- Declarados herederos del colosismo, México Nuevo, organización que aspira a convertirse en un nuevo partido político, se dice listo para contender en la elección intermedia del 2021 y adelanta que mantendrá puertas abiertas para los ciudadanos que accedan a la toma de decisiones, pero no irá en alianza ni coaliciones.

Así lo señaló Humberto Flores, líder de México Nuevo, quien sostuvo que este organismo es el primero que el Instituto Nacional Electoral dio “luz verde” para llevar a cabo las 250 asambleas distritales y la recolección de 500 mil firmas.

En su incipiente presencia en el ámbito político nacional, México Nuevo se pronunció por dejar atrás el financiamiento público de los partido y que estos sean financiados a través de las cuotas de sus simpatizantes.

En conferencia de prensa, el líder nacional sostuvo que México Nuevo no será un ente de confrontación con el ejecutivo federal ni con otras fuerzas políticas y añadió que la tendencia del nuevo partido político será más allá del centro, izquierda o derecha, para impulsar un proyecto nacionalista sin paternalismos.

“Vamos a humanizar la política, a que sea de y para los ciudadanos”, declaró Humberto Flores, luego de manifestar que en Michoacán ya hay diálogo con Morenistas, perredistas y priístas que ven agotados los modelos en sus respectivos partidos.