MORELIA, Mich., 16 de enero de 2019.- Con la aprobación de la Guardia Nacional, responsabilidad de Morena y del PRI (PRIMOR), inicia la militarización del país, donde la seguridad, que debería estar a cargo de un mando civil, será responsabilidad del Ejército Mexicano, lamentaron los diputados federales del Partido Acción Nacional, Armando Tejeda Cid y Adolfo Torres Ramírez.

De acuerdo con un comunicado, durante la sesión del período extraordinario de la Cámara de Diputados, los legisladores michoacanos manifestaron la incongruencia de Morena y rechazaron la modificación constitucional, en la que se privilegiaron las armas y no la mejora de las fuerzas civiles.

“El Presidente cambió su discurso, ¿cuántas veces escuchamos que se regresarían los militares a los cuárteles?, lo que estamos viendo hoy es la militarización de nuestro país, donde el autoritarismo será impuesto por la fuerza. La Seguridad Pública debería basarse en el interés de proteger a los ciudadanos y no de convertirse en un instrumento que, por el contrario, limite y agreda los derechos de los mexicanos”, expresó el diputado, Adolfo Torres Ramírez.

Tras denunciar que el parlamento abierto fue una simulación de discusión, al desechar todas las reservas presentadas por Acción Nacional, al negarse al diálogo y a la reflexión, el diputado federal del distrito 04, Armando Tejeda, reconoció la labor de las fuerzas armadas en su función de salvaguarda, pero consideró que las tareas de seguridad pública no son propias de la naturaleza de estas agrupaciones, además de que la forma en la que se aprobó la modificación constitucional se violenta la autonomía de los estados.

“Cada estado de la República debe contar con su propio plan para darles seguridad a las y los mexicanos, en el que participen principalmente las policías locales y en su caso las fuerzas federales sujetas a un mando civil. Como está planteada la Guardia Nacional, en la práctica tiene un mando militar y lejos de resolver la problemática, confronta a las estructuras policiacas de los 3 niveles de gobierno sin una coordinación adecuada”, señaló.

Aunado a ello, señalaron que a pesar de que aún no se definen los requisitos, al gobierno federal inició el reclutamiento para la Guardia, lo que calificaron como perverso, al no existir ni claridad en los controles de confianza que deben llevar a cabo los aspirantes.

Señalaron que el objeto de la Reforma Constitucional es darle un instrumento al Gobierno Federal para devolverle la paz a las y los mexicanos, por lo que reiteraron la exigencia que el mando debería ser absolutamente civil para evitar que éste sea el primer paso al autoritarismo, como ha sucedido en algunos otros países donde hoy la democracia ha sido acotada por los instrumentos del Estado.