MORELIA, Mich., 4 de febrero de 2019.- No sólo las vías del tren. Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) también tienen paralizados un número importante de ayuntamientos, la mayoría opositores a Morena.

De acuerdo con informes de monitoreo de las áreas de seguridad pública, federal y estatal, los integrantes de la CNTE tienen tomadas 21 presidencias municipales, de las cuales 16 son gobernadas por partidos contrarios a Morena.

Entre las alcaldías que han visto afectadas sus actividades por este bloqueo, destacan ocho que son gobernadas por la alianza de partidos que compitieron en la elección del 2018 (PRD-PVEM, PAN-PRD-MC). Entre estos Carácuaro, Tocumbo, Villamar y Tuxpan.

Además tienen tomados los palacios municipales de Zitácuaro y Huetamo, donde el PRD tiene uno de sus principales bastiones de la Tierra Caliente.

Otro de los ayuntamientos paralizados por la CNTE es el de Quiroga, simbólico para el PAN, pues además de ser gobierno actualmente, es el primer municipio que el albiazul ganó en el país.

Siete alcaldías más, que hoy están “secuestradas” por la CNTE, pertenecen al PRI.

En esa lista se encuentran Múgica, San Lucas, Nocupétaro, Aguililla, Coalcomán y Tepalcatepec, importantes aduanas electorales en la región de Tierra Caliente.

Coahuayana, localidad gobernada por el Partido Nueva Alianza, también permanece tomado por el magisterio disidente que encabeza Víctor Zavala, como parte de sus acciones de presión para exigir pago de salarios, bonos y prestaciones, así como atención a “demandas políticas”.

Llama la atención que Morelia, donde históricamente la CNTE también ha paralizado la sede del Palacio Municipal durante sus “jornadas de lucha”, esta vez –en que Morena es gobierno, con el ex líder magisterial Raúl Morón como alcalde – la han dejado prácticamente intacta.

No así cinco ayuntamientos que hoy están en manos de este instituto político, en alianza con el PT: Apatzingán, Parácuaro, Pátzcuaro, Cotija y Ocampo.

El pasado 23 de enero, el secretario de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona Martínez, cuestionó el que la toma de alcaldías tenga un alto impacto en aquellas que son opositoras a Morena.

“Exigimos a grupos ajenos sacar las manos de estas movilizaciones que generan intranquilidad y desestabilidad, como se evidenció a través de redes sociales que muestran a militantes de un partido político alentando el bloqueo a las vías ferroviarias”, emplazó en esa ocasión el mando policial.