MORELIA, Mich., 27 de febrero de 2020.- El gobernador, Silvano Aureoles, informó que se resolvió el conflicto en el municipio de Paracho y que los comuneros detenidos ya fueron liberados.

El miércoles de esta semana, habitantes de la localidad indígena de Cherenástico destrozaron la presidencia municipal y se enfrentaron a elementos policiacos para exigir la liberación de recursos públicos.

“Ayer (miércoles) mismo se instaló una mesa de trabajo que terminó hasta las dos de la mañana de hoy (jueves). Los comuneros detenidos de Cherenástico fueron liberados, ya ven que se armó una trifulca con estos compañeros que llegaron muy agresivos, haciendo destrozos y demás, les respondieron los de Urapicho, pero en la mesa ayer se resolvió y ya todo volvió a la normalidad”, explicó.

El mandatario estatal confió en que, con la instalación de la mesa de trabajo, autoridades y comuneros se pongan de acuerdo para buscar la reparación de los daños y que las localidades regresen a la tranquilidad.

“Está todo documentado y están debidamente identificados todos pero no se trata de ahondar en las diferencias, sino que se resuelvan los problemas”, indicó.

Afirmó que el Gobierno del estado siempre envía los recursos públicos municipales en tiempo y forma, y que tras reunirse con el Concejo Supremo Indígena y comuneros, se acordó apoyar al municipio con la realización de obras.

“Eso aliviana la presión y la carga para el Gobierno municipal. Estamos buscando cómo hacerle frente a los retos por la carencia de recursos”, apuntó Aureoles, al rechazar este tipo de manifestaciones violentas como medida de presión.

Finalmente, el gobernador del estado señaló que presentar alguna denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE) dependerá al alcalde José Manuel Caballero Estrada, a quien también le corresponderá valorar los daños ocasionados.