MORELIA, Mich., 30 de junio de 2016.- La impunidad es la característica del delito de violación denunciado, ya que de dos mil 198 casos acumulados de 2010 a mayo de 2016, únicamente 844 se han judicializado, lo que no implica que los victimarios hayan sido castigados.

De acuerdo con los datos duros que el procurador José Martín Godoy Castro presentó a diputados locales, el rezago en la atención de este delito ronda el 50 por ciento, pues de los dos mil 198 conocidos por la autoridad, siguen en trámite mil 320 asuntos.

En 2010, las denuncias presentadas fueron 357, de las cuales 179 fueron judicializadas y siguen en proceso 177; en 2011 se conocieron oficialmente 349 casos de los que 163 llegaron a manos de un juez, y 184 se siguen investigando.

El 2012 fue el año en que el acumulado de este tipo de denuncias alcanzó su pico más alto con 377, pero también la impunidad, ya que 209 siguen en trámite y únicamente 151 fueron consignados ante un juzgado.

Para 2013, el número de denuncias por ese delito bajó a 331, pero siguen sin ser castigados 191 agresores; en 2014 volvió a registrarse más de una violación diariamente en el territorio michoacano, ya que en total se conocieron 370 y solo 107 fueron turnados a un juez.

En 2015 hubo una baja a 284 casos, de los que 66 se judicializaron y 214 siguen en proceso de investigación, y entre enero y mayo de 2016 se han acumulado 130 denuncias, 43 de ellas ya presentadas a un juez y 84 siguen en trámite.