MORELIA, Mich., 27 de octubre de 2020.- Ante el Congreso del Estado se solicitó un juicio político en contra de María Silvia Pardo, suplente de la diputada Mayela Salas, porque ha hecho mal uso del cargo, que no ha asumido, en pleitos familiares.

Las comisiones unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales analizaron la demanda de juicio político presentada por Rigoberto Pardo, hermano de María Silvia, quien afirma que ha hecho valer los cargos de dirigente municipal de Morena y diputada suplente para pelear una herencia.

Al ser un diferendo familiar, los diputados acordaron declarar improcedente la demanda de juicio político: al no haber rendido protesta como diputada, no es sujeto de juicio político, ya que ese instrumento jurídico es para los servidores públicos que no cumplen con su trabajo o cuando afectan los intereses de la sociedad.

En su dictamen señalan que se trata de una conducta de una particular que no atañe a la colectividad, y mucho menos es una conducta derivada del ejercicio de las funciones que se hayan tenido como servidor público, sino es derivado del ejercicio de un derecho que como ciudadano se tiene.

Por ende, la solicitud de juicio político presentada por el ciudadano Rigoberto Pardo en contra de la ciudadana María Silvia Pardo, en su calidad de diputada suplente, fue declarada improcedente.