MORELIA, Mich., 13 de marzo de 2018.-     “Hay batallitas que hay que pelear, batallitas que hay que jugar” en el desarrollo del proceso electoral correspondiente a 2018, aseveró Alfonso Martínez Alcázar, presidente municipal de Morelia, luego de indicar que no ha sido el único actor político en impugnar la separación del cargo de los funcionarios interesados en la reelección 90 días antes de la jornada comicial.
Alfonso Martínez detalló que el recurso legal para separarse de sus funciones 45 días antes de la elección y no 90 días, como establece actualmente la ley, ha sido expuesto por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista, así como por integrantes del Partido del Trabajo (PT).
Refirió que los actores políticos se han enfocado en el presidente municipal de Morelia como la figura que pretende reducir el período de separación de sus funciones rumbo al proceso comicial, “pero no soy el único, no sé si no estén enterados de ello o si es un asunto político y sólo tratan de desacreditar a un servidor”.
Reiteró que es un error legislar sólo en perjuicio de Alfonso Martínez, ya que las determinaciones que se toman por parte de los diputados locales y autoridades electorales son aplicables a los ciudadanos, no únicamente al munícipe de la capital michoacana.
Expuso que la permanencia como presidente municipal por 45 días más en sus funciones, previo a la celebración de las elecciones del próximo 1 de julio, no representa una condición de inequidad frente al resto de los aspirantes, ya que las campañas cuentan con reglas de fiscalización, uso de recursos públicos y privados, blindaje de presupuesto público, así como acciones y programas sociales y topes de gastos.
Reiteró que si la esencia de la elección consecutiva es la continuidad en el gobierno, la separación del cargo por 90 días previos a la jornada comicial, cuando las campañas proselitistas comprenden 45 días, atenta contra este objetivo, por lo que pretende evitar que se “corten las acciones de gobierno”.