MORELIA, Mich., 11 de enero de 2021.- El día de ayer 12 de enero, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la reforma a la Ley Federal del Trabajo que modifica las condiciones del home office, por lo que a partir del día de hoy entra en vigor para su aplicación.

Según un comunicado, señaló Araceli Saucedo, esperemos que la presente reforma sea en beneficio de los trabajadores que por condiciones de salud, les es complicado estar presentes físicamente en sus áreas de trabajo, ya que será un gran reto para las empresas y patrones que por las condiciones que actualmente estamos viviendo se ven en la necesidad de implementar esta modalidad.

Al día de hoy, los empleadores enfrentan diversos retos para cumplir con las nuevas obligaciones patronales en materia de home office y con ello lograr la subsistencia de esas fuentes de empleo, mientras las recomendaciones sanitarias así lo recomienden.

Se requiere de un gran esfuerzo ya que deberán implementar acciones de capacitación, deberán dotar de las herramientas necesarias a los trabajadores, generar las condiciones para que desde sus hogares puedan continuar con sus actividades. Así mismo, con esta reforma se pretende garantizar la jornada laboral, regulando el derecho a la desconexión.

Esta reforma además, plantea que se debe observar una perspectiva de género que permita ajustar la vida personal y la laboral. 

El desafío para llevar a la práctica las nuevas disposiciones sin violar los derechos de los trabajadores y que los trabajadores cumplan con sus obligaciones, es grande; sin embargo se deben buscar los mecanismos para que aquellos o aquellas trabajadoras que mantienen a sus hijos durante todo el día en casa, siguiendo sus actividades escolares, puedan permanecer a lado de ellos, sin perder sus empleos, para que los trabajadores que por condiciones de salud no pueden exponerse al contagio y desde casa puedan continuar con sus labores, lo señalo la legisladora local.

Por el momento, esta pandemia no tiene fin, por lo que es necesario implementar acciones que nos permitan continuar con nuestras actividades, pero que estas acciones resguarden y garanticen tanto la seguridad de los trabajadores como de los empleadores, quienes son los generadores de miles de trabajos.