MORELIA, Mich., 12 de mayo de 2021.- Cita el dicho que en la guerra y en el amor todo se vale.

Y en la búsqueda de la Gubernatura no es la excepción.

Los detractores no duermen y ya le consiguieron nuevo papá al candidato de la coalición Juntos haremos historia, Alfredo Ramírez Bedolla.

Y ni tiene los ojos verdes, tampoco es de tez blanca.

A los enemigos de la 4T les gustó Leonel Godoy para que sea el Darth Vader del avispado joven Jedi, que hace poco se sacó la rifa del tigre y hoy lucha por el Ejecutivo estatal.

Aunque no se parezcan ni en la forma de pensar y quizá ni compartan la misma ideología, pues uno se declara cardenista y otro obradorista, a los chingaqueditos se les hizo gracioso fotoshopiar a ambos en pose por demás paternal y colgar las mantas en pleno periférico de Morelia.

El chino Godoy, como se conoce en el argot político al exgobernador perredista, carga a un risueño infante, cuya cara es la misma del hombre emblema de Morena en Michoacán, al que por cierto le da aires al Pony Ruiz, solo que este con más habilidades mostradas en su campo.

“El bebé que va a cuidar mi dinero”, resalta el insulso texto, que tiene más fondo que forma, por aquella sospecha de que el de Aguililla es el Juanito de la contienda, tras la debacle de Morón.

Hoy, en todos los rincones, se escucha, fuerte y quedito que fue Godoy quien operó.

¿Es Godoy el papá?, es la interrogante que comienza a pulular.