MORELIA, Mich., 17 de junio de 2021.- A tres meses de concluir su periodo gubernamental, Silvano Aureoles envió al Congreso del Estado una iniciativa de ley para que se le faculte a realizar contratos, a 15 años, por la compra consolidada de energía eléctrica para el consumo de las dependencias gubernamentales.

También se harían contratos de materiales y suministros, materiales de oficina y de limpieza, uniformes y seguros sobre personas y bienes, entre otros bienes y servicios, siempre y cuando se asegure la obtención de ahorros y las mejores condiciones para el estado en cuanto a calidad servicio y precio.

Para la adquisición consolidada del suministro de energía eléctrica la Secretaría de Finanzas y Administración estará facultada para celebrar las contrataciones y utilizar los esquemas y figuras dispuestos por las leyes que permitan optimizar las condiciones de prestación del servicio.

Bajo Los criterios de economía, eficiencia y uso de energía de fuentes renovables alternativas, con el fin de mejorar las condiciones en la adquisición en calidad y precio, la Secretaría de Finanzas y Administración podrá emitir los lineamientos administrativos, celebrar convenios interinstitucionales o instruir a los entes estatales afecto de que sus asignaciones presupuestales o autorizadas destinadas al pago de consumo de energía eléctrica continúen siendo canalizadas para el pago del mismo fin, bajo la modalidad del servicio contratado con las empresas adjudicadas

Señala en su iniciativa que la celebración de los contratos se hará por un período que no exceda de 15 años a partir de la firma del contrato correspondiente y durante su vigencia, en caso de surgir algún cambio respecto a la ubicación geográfica, desincorporación patrimonial o bien por cambio, a petición fundada del usuario del servicio de suministro de energía eléctrica estos deberán prever dichas modificaciones y sus respectivos ajustes tarifarios vigilando que se mantengan las condiciones favorables para el estado y no se afecte la inversión realizada.

En caso contrario podrán celebrarse nuevas contrataciones con los ajustes requeridos para asegurar la continuidad del suministro de energía eléctrica, se señala en la iniciativa que estaba anunciada desde hace casi un año, pero hasta ahora se concreta.