MORELIA, Mich., 11 de diciembre de 2017.- Por falta de quórum en las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Trabajo y Previsión Social no se ha avanzado en la armonización de leyes para concretar la reforma laboral, que deberán estar lista a más tardar en febrero de 2018.

La diputada Eloisa Berber Zermeño, integrante de la Comisión de Trabajo y Previsión Social lamentó que las últimas reuniones se hayan tenido que cancelar por ausencia de los legisladores, pero justificó que la mayoría de los integrantes esas comisiones también forman parte de la Programación, Presupuesto y Cuenta Pública y están dedicados a sacar las leyes de ingresos municipales y próximamente el paquete fiscal estatal 2018.

Aunque a partir del 31 de diciembre la 73 legislatura entrará en receso y es urgente esa armonización esté lista antes de que concluya el actual periodo de sesiones dijo que entre las trabas que tienen es la definición de a cuál de los tres poderes corresponderá hacer los nombramientos de la nueva estructura.

La iniciativa pendiente reforma de fondo al derecho procesal del trabajo a partir de que la justicia laboral sea impartida en lo sucesivo por órganos del Poder Judicial del Estado; replantea la función conciliatoria, de manera que constituya una instancia prejudicial a la cual los trabajadores y patrones deberán acudir, medida con la cual los nuevos órganos de impartición de justicia se concentrarán en las tareas jurisdiccionales, propias de su nueva responsabilidad.

Esta función conciliatoria estará a cargo del Centro de Conciliación especializado e imparcial, dotado con personalidad jurídica y patrimonio propio, además de que contará con plena autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión, mismo que será organismo descentralizado.

La iniciativa que fue presentada el pasado mes de julio por los integrantes de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Juanita Nohemí Ramírez Bravo, Enrique Zepeda Ontiveros y Berber Zermeño, proyecta también el nuevo procedimiento que se deberá observar en la instancia conciliatoria de manera que resulte eficaz para las partes.