MORELIA, Mich., 12 de febrero de 2019.- La división al interior de Morena quedó expuesta con el acuerdo del Consejo Estatal de proponer ante el Comité Ejecutivo Nacional a Sergio Pimentel para sea el dirigente provisional hasta el próximo noviembre.

El diputado Fermín Bernabé Bahena dijo desconocer incluso quién convocó a la asamblea y por lo tanto desconoce los acuerdos que se tomaron, tanto la propuesta de Pimentel como dirigente provisional como los 12 delegados estatales.

“Yo no los reconozco; debemos apegarnos a los estatutos y ser diferentes. No puede ser que a un grupo de ciudadanos les ganen los ánimos y tomen acuerdos por encima del Comité Ejecutivo Nacional, el único facultado para tomar esas decisiones”.

Consideró que el CEN, encabezado por Yeidckol Polevnsky debe intervenir para echar abajo ese acuerdo y que la Comisión de Honestidad y Justicia aplique las sanciones correspondientes por violentar los acuerdos del Consejo Nacional.

En cambio, el diputado Alfredo Ramírez consideró que no debe haber controversia alguna y esperar a que el CEN designe a quien va a encabezar a Morena en Michoacán de manera provisional, ya que Pimentel es solo una propuesta.

“Yo soy consejero estatal, pero también diputado local y no queda claro si sigo siendo consejero, tampoco he pedido me aclare, estoy abocado al trabajo legislativo, y hay que tener mucha cautela y llamar a la unidad de Morena y el CEN, tal como lo mandató el último Consejo Nacional, haga la definición de quien será el dirigente durante los próximos meses”.

Ramírez dijo ser respetuoso de todos y cada uno de los militantes de Morena y evadió negar o reconocer el liderazgo de Pimentel argumentando que como es diputado no está inmerso en las cuestiones internas de su partido.