MORELIA, Mich., 11 de septiembre de 2019.- El apoyo a las víctimas del 15 de septiembre de 2008 es un acto de justicia, de ley, no una concesión, expresó el gobernador, Silvano Aureoles, al hacer la entrega de seis viviendas a las víctimas y sus familiares.

Durante un desayuno sostenido con las víctimas en los patios de Palacio de Gobierno, el titular del Ejecutivo estatal les dijo a sus invitados que su mandato tiene como misión la construcción de 14 viviendas que serán entregadas previo estudio, ya que varias familias perdieron al padre o a la madre.

Ahí mismo, el mandatario prometió retabular el esquema de pensiones que autorizó el Congreso del Estado y sostuvo que las víctimas y sus familiares han concretado muchos logros, pero aún falta bastante por hacer.

Dijo que por ley, por decreto, las víctimas y sus familiares tienen derecho a esos beneficios, sin tener que pasar por la ruta de una gestión extraordinaria.

Silvano Aureoles llamó a cerrar etapas e historias que lastiman, que vuelven a a abrir heridas.

Los granadazos del 15 de septiembre de 2008 dejaron como resultado ocho muertos y más de 130 lesionados, muchos de ellos mutilados.