MORELIA, Mich., 19 de noviembre de 2019.- Hilaridad han provocado algunos nuevos conceptos recaudatorios que el ayuntamiento moreliano pretende imponer para el 2020, por daños al Centro Histórico, entre ellos el de 75 pesos por centímetro cuadrado de orina o vómito.

El chacoteo no se hizo esperar entre los diputados integrantes de las comisiones unidas de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública y la de Hacienda y Deuda Pública porque unos opinaban si el vomito sería mejor medirlo por litro y si para la orina habría que medirse por el alcance del tufo que suele alcanzar metros.

La discusión del proyecto de Ley de Ingresos del municipio de Morelia apenas iniciaba cuando se tuvo que declarar un receso, porque fue convocada una reunión de la Comisión de Gobernación en el mismo lugar, la biblioteca pública del Congreso del Estado.

En lo poco que se avanzó, los diputados rechazaron retomar la aplicación del impuesto sobre lotes baldíos que se dejó de cobrar durante la pasada administración municipal, pero que está vigente en la Ley de Hacienda.

Se rechazó también el cobro semestral a los establecimientos mercantiles que se extiendan a la vía pública, el cual se cobra anualmente a razón de 5 pesos el metro cuadrado, por lo que el incremento sería del 100 por ciento.

En ese tema, los legisladores hasta ofendidos se sintieron por considerar que se intentaba burlarlos al disfrazar el incremento con el doble pago o, como se imaginó a los empleados del ayuntamiento el presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública, diciendo aquella frase del Chapulín Colorado: ¡no contaban con mi astucia!