MORELIA, Mich., 9 de julio de 2020.- Los descuentos a los adultos mayores en el pago del impuesto predial y el servicio de agua potable, alcantarillado y saneamiento, seguirán siendo a discreción de los ayuntamientos, porque los diputados de la 74 Legislatura declararon improcedente la universalidad de ese apoyo que propuso el diputado Alfredo Ramírez.

Los integrantes de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública que preside Arturo Hernández presentaron un dictamen en el que establecieron que se causaría un daño a la Hacienda de los municipios, toda vez que la recaudación local disminuiría, lo cual pudiera traducirse en una afectación para los mismos ciudadanos, ya que se dejarían de realizar obras y actividades con los recursos que se recaudan, aunque reconocieron que ese apoyo ya se otorga pero de manera selectiva.

“La iniciativa de mérito no contempla la situación económica de quien tributa, sino que solo por su característica de persona adulta mayor se le concedería el beneficio fiscal en cuestión. Es decir, se beneficiarían personas adultas mayores que habitan en zonas con alto poder adquisitivo, y que no necesariamente necesitan del beneficio fiscal”, posición con la que coincidió la mayoría de los diputados.

El diputado de Morena defendió su iniciativa argumentando que si bien la ley ya establece apoyos para los adultos mayores hay discriminación porque solo son para veteranos de la Revolución personas incapacitadas físicamente para trabajar y jubilados y pensionados cuando solo dos de 10 tienen pensión o jubilación.

Explicó que el estímulo fiscal es por la condición de adulto mayor y, algunos pueden no necesitarlo, pero en todo caso el subsidio solo aplicaría en una vivienda, no en dos o tres que alguien puede tener pero no convenció a los legisladores ya que 17 votaron a favor de dictamen y solo 9 en contra, por lo que fue aprobado como improcedente.