MORELIA, Mich., 24 de abril de 2018.- Luego de haber recibido una indemnización de más de 800 mil pesos libres de impuestos, por el supuesto despido injustificado que alegó ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje, la ex secretaria técnica del Congreso del Estado Ivett Karina Campos Vargas ahora acosa a los trabajadores y a los propios diputados.

La mañana de este martes, la ex trabajadora abordó al presidente de la Junta de Coordinación Política, Ángel Cedillo Hernández, ante quien se quejó de que no la dejaban ingresar a su área de trabajo, cuando ya no es trabajadora del Poder Legislativo.

“Ella fue liquidada y está más grave el tema porque hay dos documentos, uno de que fue inhabilitada y otro con el que le dan certeza de que no tiene ningún documento, pero lo más grave es que ese segundo documento lo firma alguien que forma parte del Sistema Estatal Anticorrupción; yo quiero revisar bien este tema, más allá del tema laboral que está finiquitado”, indicó el legislador.

El diputado por el distrito de Uruapan Norte señaló que la ex trabajadora trae una ruta muy bien estudiada con la complicidad de las autoridades laborales, razón por la que el asunto será tratado en la Junta de Coordinación Política porque no es un tema personal sino que atañe al Poder Legislativo que no puede sostener a personas que son una carga para el presupuesto.

La semana pasada los secretarios técnicos hicieron llegar un comunicado en el que explican que la ex trabajadora llega al área de trabajo y se apodera del equipo de trabajo de otros compañeros, quienes al solicitarle que respete el espacio, ella los amenaza e insulta, lo mismo que a los elementos de seguridad.

Campos Vargas era secretaria técnica, pero no acudía a laborar porque paralelamente trabajaba en el Centro Estatal de Oncología, motivo por el que se le dio de baja durante la pasada legislatura, pero ella alegó que fue despedida por estar embarazada y las autoridades laborales le dieron la razón a ella y ordenó al Congreso del Estado reinstalarla y pagarle un millón 112 mil pesos

Fue reinstalada, pero posteriormente nuevamente fue despedida y liquida y la indemnización que ganó le fue cubierta en diciembre del año pasado, luego de varios embargos a las cuentas del Poder Legislativo y amagos de embargar incluso la sede del Congreso del Estado.