MORELIA, Mich., 14 de enero de 2022.- Las comunidades indígenas que ejercen autogobierno y administran directamente su presupuesto deben de ser fiscalizadas como otro orden de gobierno más que maneja recursos públicos, de acuerdo con el protocolo de actuación del Gobierno del Estado para la transición de las comunidades indígenas hacia el autogobierno y el ejercicio del presupuesto directo.

Por esta razón los Ayuntamientos que transfieran a comunidades indígenas el presupuesto directo deben quedar libres de responsabilidad en relación al manejo que las comunidades hagan del recurso público. En ese sentido debe cumplir con los principios generales de transparencia y rendición de cuentas que se establece para toda la administración pública.

No obstante, estos principios y su reglamentación deben adecuarse a los derechos humanos que tienen reconocidos los pueblos y comunidades indígenas específicamente en lo relativo a la autonomía y autogobierno, se establece en el documento elaborado por personal del Laboratorio de Antropología Jurídica y del Estado (LAJE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De tal manera que la Auditoría Superior del Estado en tanto entidad fiscalizadora deberá tomar en consideración las formas propias de organización y rendición de cuentas de las comunidades indígenas, procurando amoldar las reglas de la fiscalización a mecanismos interculturales que permitan garantizar los principios de transparencia y rendición de cuentas, pero con pertinencia cultural y respetando las formas de organización de las comunidades.

Para tal efecto, se buscará trabajar en reglamentos internos de fiscalización para cada comunidad que permita al órgano fiscalizador contar con elementos suficientes y propios de la comunidad, en torno a la rendición de cuentas y a la transparencia en el manejo y administración del recurso público que recibe.

Lo que se debe aspirar a construir en este rubro son procesos de fiscalización intercultural, donde se tomen en cuenta desde asambleas de informes que realizan habitualmente las comunidades que ejercen autogobierno, hasta documentos que sustituyan los CFDI en compras realizadas dentro de la comunidad.

La Auditoría Superior de Michoacán en el ámbito de sus competencias, capacitarán con perspectiva intercultural y apoyarán a las comunidades que ejerzan el derecho al autogobierno a través del presupuesto directo, atendiendo siempre a los principios de interculturalidad y maximización de la autonomía.