MORELIA, Mich., 9 de julio de 2020.- La violencia política de género va más allá de los colores, en todos los partidos políticos se presenta, es por esto que es necesario que estos institutos trabajen en más y mejores capacitaciones para garantizar a las mujeres las mismas oportunidades para llegar a los espacios públicos.

De acuerdo con un comunicado de prensa, así lo afirmó la diputada Adriana Hernández Íñiguez, durante su participación en el Conversatorio “Experiencias de violencia política desde lo local para el ejercicio del poder”, organizado por el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en Michoacán.

Hernández Íñiguez mencionó que es difícil que una mujer pueda decir que no ha sufrido violencia política, ya sea de manera directa o indirecta, para llegar a los cargos públicos.

Sin embargo, afirmó que las mujeres también “tenemos la capacidad para demostrar con nuestro trabajo, que incluso en ocasiones es doble, que podemos hacer lo que nos propongamos”.

En ese sentido, explicó que como legisladora es su responsabilidad y compromiso el seguir trabajando en armonización de leyes y perfeccionando las mismas a fin de garantizar mejores oportunidades para las mujeres y de esta forma, abrir puertas para las nuevas generaciones.

Asimismo, recordó su participación como diputada federal en las reformas para garantizar los espacios públicos igualitarios. “Si no fuera por esta modificación constitucional, muchas no podrían acceder a un cargo de elección en la política, yo fui parte de esas reformas, me da orgullo haber trabajado en estos cambios, pero por sí solas nosotras también tenemos la capacidad de seguir avanzando en espacios públicos”.

Adriana Hernández consideró que los retos para el próximo proceso electoral son diversos, entre ellos el ser solidarias entre las mujeres; además de identificar buenos perfiles que sólo se garantizan por medio de capacitaciones y preparación.

“En el tema de participación de las mujeres y su empoderamiento, se dice mucho, pero se hace poco; leyes tenemos muchas, pero el problema es que no se cumplen”, agregó la diputada tricolor, tras puntualizar que además es urgente trabajar en el tema cultural, porque la violencia viene de la cultura que se tiene como sociedad y que en la mayoría de los casos normaliza la violencia en todos los sentidos.

“Siempre he creído que esta vida, este mundo, este trabajo es suficiente para que podamos cohabitar hombres y mujeres y como complemento hacer grandes cosas juntos”, mencionó la congresista.

Finalmente afirmó que también es necesario consolidar más oportunidades para las mujeres a fin de que este sector logre la independencia económica que en muchas ocasiones es un aspecto que no permite que salgan de los círculos de violencia.