MORELIA, Mich., 6 de junio de 2018.- El Congreso del Estado no podía evadir su responsabilidad de instruir a la Auditoría Superior de Michoacán a que audite los 113 municipios, pero además fue para evitar que corran versiones sobre corrupción, afirmó la coordinadora del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, Adriana Hernández Íñiguez.

“De lo contrario se pueden dar malos entendidos, que ya se escuchan, que se le pide dinero a algún presidente de los que no van a ser auditados, que ya se realizan visitas extrañas; creo que se da paso a la no transparencia y a la corrupción que es con lo que no estamos de acuerdo”.

La legisladora por el distrito de La Piedad reconoció que en este momento no tiene pruebas de esas acciones, pero en el momento en que algún alcalde haga una denuncia inmediatamente llamarán al auditor a aclarar la situación, pero tampoco iban a esperar a que eso ocurra y por eso la decisión de instruir la fiscalización de los 113 municipios.

Hernández Íñiguez consideró que no es válido que el auditor argumente ahora que no puede auditar los 113 municipios porque no le alcanza con lo que tiene cuando nunca lo dijo con anterioridad.

“Aunque le hemos autorizado todo tampoco ha podido, no podemos ahora darle la razón, si en un momento posterior platicamos y justifica, y hay posibilidades, se le dará, pero será otro momento”, indicó la legisladora.