MORELIA, Mich., 26 de febrero de 2020.- El Congreso del Estado no comprobó ni justificó el gasto de 288 millones 799 mil pesos durante el ejercicio fiscal 2018, según el informe de resultados de la fiscalización realizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al gasto federalizado.

La mayor parte del ejercicio de los recursos observados corresponden al Capítulo 3000 que se refiere a Servicios Generales por 228 millones 307 mil pesos, le sigue el Capítulo 2000, materiales y suministros por 35 millones 421 mil pesos; luego está el Capítulo 4000, al que corresponden Transferencias, Asignaciones, Subsidios y otras ayudas por 20 millones 510 mil pesos y el Capítulo 5000 sobre bienes inmuebles con 4 millones 560 mil pesos.

El Capítulo 1000 correspondiente a Sueldos y Salarios no fue auditado, lo mismo que el Capítulo 6000 de inversión pública porque el Poder Legislativo no la realiza.

Además de la revisión del gasto federalizado, la ASF también realizó una auditoría de cumplimiento y resultó que no publicó su Cuenta Pública 2018 en el portal de transparencia de la página oficial de internet y no consideró los formatos 4 “Balance Presupuestario-LDF”, 5 “Estado Analítico de Ingresos Detallado-LDF” y 6 “Estado Analítico del Ejercicio del Presupuesto de Egresos Detallado-LDF (Clasificación por Objeto del Gasto)” emitidos por el Consejo Nacional de Armonización Contable.

Tampoco realizó ni incluyó las proyecciones y resultados de ingresos y de egresos en el Proyecto de Presupuesto de Egresos y no proporcionó las variables para la determinación del monto máximo aprobado para el rubro de Servicios Personales.

Se determinaron 17 resultados, de los cuales, en 12 no se detectaron irregularidades y cinco fueron solventados por la entidad fiscalizada antes de la emisión de este Informe.

Por lo tanto, concluye la ASF en esa auditoría de cumplimiento que el Congreso del Estado cumplió con los requerimientos del Sistema de Contabilidad Gubernamental ya que cuenta con un sistema denominado Sistema Automatizado de Administración.

Cabe señalar que en ese tipo de auditorías no se revisa el ejercicio de los recursos, sino el Cumplimiento de las disposiciones establecidas en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, así como la congruencia de la información Financiera con la Cuenta Pública 2018.