MORELIA, Mich., 13 de julio de 2020.- El Congreso del Estado ya debería estar pensando en el perfil de un gobernador interino porque más temprano que tarde Silvano Aureoles solicitará licencia, ya sea en pos de la dirigencia de su partido político o alguna diputación plurinominal, advirtió el diputado Alfredo Ramírez.

“El Ejecutivo del estado actualmente destina su mayor tiempo a hacer política electoral, anda en plena campaña y prueba de ello es que personalmente negocia las alianzas con los partidos políticos, forma fretes contra el gobierno federal, es más un político en campaña que un gobernador que representa la pluralidad de todos los ciudadanos”.

Al hacer un posicionamiento sobre el cierre del segundo periodo de sesiones del segundo año legal de la 74 Legislatura, a nombre de Morena señaló que los michoacanos merecen un Congreso autónomo, que no sea comparsa del Gobierno del Estado, que pueda hacer contrapesos en beneficio de la sociedad, y que pueda alzar la voz ante hechos que nos agravian, como el asesinato de Erick Juárez que sigue impune, y parece que le hubieran dado carpetazo.

“No tengamos miedo de hacerle frente al Poder Ejecutivo en nuestro estado, pues el equilibrio entre poderes para llevar a cabo una real fiscalización y rendición de cuentas es lo que permite la consolidación de un verdadero Estado democrático.

“Un Congreso que no llama a la rendición de cuentas solo es un Congreso de ornato, y no es eso lo que esperan de nosotros los michoacanos. La sociedad nos exige, a todos los niveles y órdenes de gobierno, mayor transparencia y un mejor uso de los recursos públicos, entonces, el Legislativo debe acompañar ese legítimo reclamo”, demandó a sus pares.

Ramírez señaló que el Legislativo debe ser aliado de los municipios que son vulnerados por la retención de participaciones y recursos de fondos federales en el Gobierno del Estado; de los trabajadores de la universidad a los que se les retiene su salario y prestaciones laborales, de los beneficiarios de programas estatales que nunca tuvieron el apoyo prometido.

Después de que el gobierno federal se hiciera cargo de la nómina educativa, lo que equivale a un rescate financiero, y de que se autorizara la reestructuración de deuda y contratación de nuevos créditos, la falta de liquidez en las finanzas estatales ya no es un argumento que tenga validez, y los diputados de Morena lo estarán señalando, advirtió el legislador.