MORELIA, Mich., 7 de julio de 2020.- Por negligencia culposa o dolosa el patrimonio histórico, artístico y cultural del estado está desmoronándose y, a punto de perderse además de representar un peligro para los ciudadanos, advirtió el diputado Oscar Escobar al proponer facultar a la Junta de Catalogación Protección y Vigilancia del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural como mediadora para la compra venta de inmuebles.

Como ejemplo del deterioro del Patrimonio Cultural de la Humanidad mencionó el Centro Histórico de Morelia, donde las casas están cayéndose y hasta con letreros que anuncian “peligro de derrumbe” con los que pretenden eximir de responsabilidad a sus propietarios, pero que además forman parte de lo que es el patrimonio cultural.

A pocas cuadras de este Palacio legislativo, entre la avenida Morelos sur casi esquina con licenciado Soto Saldaña, prácticamente frente al museo y archivo histórico de la Casa de Morelos, se encuentra una construcción que apenas logra contenerse en pie, con las cinco vigas que le instalaron y que impiden que sus tapias se vengan abajo matando algún transeúnte en la zona, indicó.

“Otros tres ejemplos, y enfatizo que, sólo estoy mencionando aquellos qué tenemos tan cercanos, -cuál paja en el ojo- y al mismo tiempo, nos pasan desapercibidos… son dos casas que se encuentran a media cuadra de las instalaciones que tiene el propio Congreso en la calle Miguel Silva, el tercero, ni siquiera debemos movernos mucho, a la altura del 301 en nuestra calle de al lado, Pino Suárez, tenemos un ejemplo adicional.

“Podemos seguir enumerando espacios que circundan a los tres Poderes del Estado y al propio Ayuntamiento, desde la calle 20 de noviembre, Cuautla, Allende, Virrey de Mendoza entre muchas otras vías que tienen edificios fantasmales y ya con una fragilidad que deja el sabor de boca que serán difíciles de rescatar”.

Ante esa situación fue que propuso a la Junta Estatal para que pueda Implementar programas, esquemas y mecanismos en zonas declaradas como poblaciones históricas, poblaciones típicas, poblaciones con zona monumento, zonas de belleza natural, zonas arqueológicas, zonas de balneario y zonas monumento para la adquisición de vivienda abandonada o en desuso por parte de personas interesadas, fungiendo como intermediario entre éstos y los propietarios de dichas viviendas, dependencias y organismos públicos, sociedades dedicadas a la construcción de vivienda e instituciones de crédito.

Ese sería un medio para preservar la catalogación, conservación, restauración de las poblaciones históricas, poblaciones monumento, poblaciones típicas, poblaciones con zona monumento, zonas de belleza natural, zonas arqueológicas y zonas en las que estén establecidos o pudieren establecerse balnearios y monumentos, además de disminuir los índices de vandalismo en viviendas, prevenir su invasión y mejorar la salubridad de las ciudades.