MORELIA, Mich., 14 de septiembre de 2018.- Liderazgos de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) al interior del PRD en Michoacán advierten que el constante choque entre las corrientes mayoritarias ha hecho daño al partido, y que antes que pensar en cambiarle el nombre debe cambiarse la dinámica del reparto de cuotas para frenar la fuga hormiga de  perredistas.

“Lo primero que debe de cambiar es la repartición de cuotas en el partido, tratar de llevarlo todo a situaciones extremas y no consultar a la militancia, y esto ya nos hizo ver, el primero de julio, que se siente lastimada y olvidada”, comentó en entrevista Nalleli Julieta Pedraza Huerta.

La ex diputada, una de las principales representantes de la corriente IDN en Michoacán, subrayó que independientemente de si le cambian el nombre al PRD, su emblema, colores e insignias, es indispensable “cambiar el chip” y trabajar d cerca con la gente y con la militancia, dejando de lado egoísmos  y divisiones,  y salir a construir.

“Debe hacerse una reflexión; creo que no es momento de continuar en esa postura, por supuesto que está afectando al partido, y desde cualquier lugar y cualquier tribuna hemos pugnado por la unidad, porque yo no creo que hoy debamos ser oposición, sino que debemos colaborar para que haya un  mejor gobierno”, expuso.

Al cuestionar las diferencias marcadas entre Foro Nuevo Sol  y Alternativa Democrática Nacional, subrayó que IDN ha sido una de las corrientes que  más ha insistido en la búsqueda de la unidad y la inclusión, ya que advirtió que de lo contrario se deja abierta la puerta para la fuga de cuadros importantes hacia las filas de otros partidos.

“Se ha luchado por mantener la unidad, sin embargo sí se corre el riesgo de que compañeros se sientan olvidados, que no se sientan atendidos y que sientan que arriba los líderes siguen en una división”, advirtió la perredista.