MORELIA, Mich., 8 de diciembre de 2018.- Pese a que la realidad numérica no da para cumplir la expectativa de equidad en la integración de los puestos directivos, comisiones y comités del Congreso del Estado, la diputada Cristina Portillo Ayala propuso que repartan 50 y 50 por ciento entre hombres y mujeres.

En una propuesta que presentó al pleno de la 74 Legislatura para reformar los artículos 29, 34, 53, 54, 55 y 98 de la Ley Orgánica y de Procedimientos del Congreso del Estado plantea que el número de integrantes de las 28 comisiones y cinco comités aumente de cinco a seis, cuidando que queden conformadas y sean presididas 50 por ciento por hombres y 50 por ciento mujeres.

Sin embargo, la actual Legislatura está integrada por 24 hombres y 16 mujeres ya que, pese a la cláusula de paridad en las candidaturas, en las elecciones del pasado primero de julio los ciudadanos optaron por dar su voto a más candidatos hombres que mujeres, lo que hace inaplicable una reforma en ese sentido.

La legisladora de Morena señaló la paridad de género y el lenguaje incluyente en las leyes no son principios extraordinarios y tampoco deben constituir elementos que se conviertan en objetos de intercambio por intereses políticos, sino que son atributos que constituyen un sello distintivo de una sociedad que avanza y que evoluciona hacia escenarios de igualdad sustantiva.

En tribuna, pidió a sus pares analizar de manera muy puntual la iniciativa ya que de aprobarla pasarán a la historia como un congreso incluyente que logra las reformas necesarias para que la igualdad sustantiva en sus propias normas, sean realidad.

Dijo que la reforma del 10 diez de febrero de 2014 al artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos significó un avance considerable hacia la construcción de una sociedad más justa, incluyente y democrática e influyó de manera determinante para reducir las brechas de desigualdad entre los hombres y mujeres.

Allí, se estableció la paridad como un principio constitucional cuyo objetivo último es la igualdad sustantiva entre los sexos, para que los derechos político electorales de las y los ciudadanos se ejerzan en condiciones de igualdad y la paridad es ahora en México por decreto constitucional, una medida permanente para lograr la inclusión de mujeres en los espacios de decisión pública.