MORELIA, Mich., 14 de mayo de 2019.- Con el voto en contra de los diputados del Partido Acción Nacional, la 74 Legislatura del Congreso del Estado aprobó las reformas constitucionales en materia educativa, sin haber recibido la minuta de decreto en físico y violentando todos los tiempos establecidos en la Ley Orgánica y de Procedimientos Legislativos.

En una sesión que inició a las 22:30 horas y que concluyó a las .14 horas de este miércoles, con el afán de estar entre los 17 congresos estatales determinantes para poder ser promulgadas las reformas no se pudo ya que ocho horas antes 17 congresos ya habían votado a favor de las reformas.

Frustrados se quedaron algunos diputados al no poder subir a la tribuna a hablar a favor de las reformas aunque el pleno autorizó dos rondas, pero solo en la primera los diputados del albiazul fijaron su postura.

Arturo Hernández lamentó estar en sesión a la media noche para cumplir caprichos porque este miércoles es Día del Maestro y había que cumplirles, pero ofreció disculpas a todos los docentes por no poder aprobar una reforma a favor de la educación.

Su correligionario Oscar Escobar señaló que la contrarreforma va en contra del bienestar de los maestros y será una cuchillada por la espalda porque la venta de plazas seguirá siendo discrecional y los amos de siempre van a seguir vendiéndolas sin evaluación a sus compadres y amigos.

A favor del dictamen que iban a votar los morenistas Antonio de Jesús Madriz y Sandra Luz Valencia, los petistas Brenda Fabiola Fraga y Baltazar Gaona, el perredista Octavio Ocampo, el priista Eduardo Orihuela y el diputado sin partido Érik Juárez, se felicitaron y felicitaron a los maestros en su día.

Con matices, el discurso fue el mismo, la mal llamada reforma educativa impulsada por Enrique Peña Nieto cayó por ilegítima y obsoleta, por ignorar las reivindicaciones sociales, el derecho humano a la educación y sobre todo por perseguir a los maestros con la evaluación.

Considerado como el mejor regalo que podían tener los maestros se destacó que con la nueva reforma se recupera el sentido humanista y social de la educación, se establecen contenidos mínimos para planes y programas de estudio con perspectiva de género, regresa el civismo y se incluyen la filosofía y el medio ambiente; la reforma es integral e incluyente, se impartirá educación indígena y se tomaran en cuenta las diversas circunstancias y necesidades de la educación.

Luego de dos rondas de discusión las reformas fueron aprobadas por 30 a favor y seis en contra de los diputados de Acción Nacional ya que faltaron Javier Estrada y Adriana Gabriela Ceballos.