MORELIA Mich., 14 de agosto de 2019.- El senador de la República, Antonio García Conejo consideró que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, no debe declarar una guerra contra los grupos criminales, pero sí demandó una estrategia más clara, que contenga y encare a los cárteles en el país.

Al anunciar una serie de eventos en los que informará sobre los avances logrados en el primer año legislativo del Senado de la República, García Conejo emplazó al ejecutivo Federal a asumir su papel en la lucha contra la delincuencia organizada.

Y es que el perredista consideró que estados y municipios aún guardan debilidades institucionales que les dificulta enfrentar a los grupos criminales.

García Conejo, quien informó que presentó 10 iniciativas de diversa índole, subió a la tribuna 19 veces, recordó que el Senado dio al López Obrador una Policía nueva, eficaz, capaz de enfrentar el desafío de la delincuencia.

“Le dimos la Guardia Nacional para que no descuide la seguridad y enfrente a los delincuentes”.

El Senador consideró que la propuesta de abrazos y no balazos, así como la del llamado a las madres para que pidan a sus hijos que no delincan, es un craso error.

“A ellos, los delincuentes, no les importaba esos llamados. Ellos quieren ganar mayor territorio, mantener mayor control para la venta de sus drogas”, aclaró.

El ex dirigente estatal del PRD destacó que pese a la entrada en operación de la denominada Guardia Nacional, los índices de violencia se mantiene disparados en el país, donde julio fue el mes violento de los últimos años.