Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Administración de Jara Guerrero sí pagó a pensiones: López Miranda

Redacción/Quadratín
 
| 13 de noviembre de 2017 | 20:55
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de noviembre de 2017.- En un café de la Plaza de Santo Domingo el Secretario de Finanzas y Administración al final de la administración del Dr. Salvador Jara Guerrero nos comentó de inicio ““Durante las campañas electorales de 2015 para la Gubernatura del Estado varios candidatos decían que en dos años tendrían resuelto los problemas de seguridad, educación y finanzas del estado; ya se cumplió ese periodo y no ha sido posible cumplir esas promesas porque el problema financiero no es que alguien se quedara con el dinero, el problema es que en Michoacán no hay dinero. La realidad ha sido distinta y es compleja”, dice López Miranda.

Señala un comunicado de prensa que, en ese contexto se inserta la situación financiera de la Dirección de Pensiones Civiles, pues es simple comprobar que durante la administración que encabezó Salvador Jara Guerrero sí se realizaron pagos a la Dirección de pensiones, por lo tanto, es falso que haya un desfalco como asevera Antonio Ferreyra Piñon, dirigente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo (STASPE), quien al ser integrante de la Junta de Gobierno de dicho organismo está enterado de los depósitos y movimientos que se realizaron para cumplir con los burócratas michoacanos, aseguró Miguel López Miranda, exsecretario de Finanzas y Administración en 2015.

En entrevista, el funcionario federal explica que lo que está pasando en la Dirección de Pensiones es que se ha quedado sin liquidez para hacer frente a las solicitudes de préstamos de los trabajadores, por los pagos de pensiones por jubilación recientemente aprobadas.

“La Junta de Gobierno acordó la jubilación de poco más de mil maestros que se pagaban con recursos estatales. Al jubilarlos impactaron el monto de los pagos por este concepto, además de dar margen a la Secretaría de Educación en el Estado para ajustar el número de plazas y tener elementos de negociación con el magisterio. Hasta la administración del exgobernador Jara Guerrero habíamos hecho una labor de contención para evitar justamente la falta de liquidez”.
El ex director de la Facultad de Contaduría de la UMSNH y también extesorero de la propia Dirección de Pensiones, considera desafortunado el argumento de que las administraciones anteriores fueron responsables de esta situación, porque no es correcto y desinforma a la base trabajadora, más aún, sostiene, cuando la propia Junta de Gobierno de Pensiones, la Secretaría de Finanzas y la Contraloría estatal conocen,  documentos técnicos del propio gobierno estatal como la balanza de comprobación donde se reflejan los movimientos que se hacen en cualquier contabilidad.

Y documentos en mano afirma: “esta balanza de comprobación refleja los movimientos al 30 de septiembre de 2015 que fue cuando acabó el gobierno de Salvador Jara y se incluyó en la Cuenta Pública correspondiente al mismo periodo por parte de la actual administración.

“En enero de 2015 había un adeudo de 483 millones de pesos que se originó en 2013; lo que ha hecho pensiones es que el pago que se hizo durante la administración de Jara Guerrero no lo reporta en el periodo de enero a septiembre de ese año, sino que lo abona a los saldos anteriores de 2013 y 2014, por eso no aparecen reportados esos pagos en dicho periodo, pero sí se pagaron, que no digan que no porque hay evidencia y la conocen, pero si no la conocen pues entonces hay que cuestionar seriamente qué están haciendo los responsables de manejar los recursos de los trabajadores estatales”, fustiga el funcionario federal.

El problema es estructural, el adeudo se recibió en las mismas condiciones, y a la administración del exrector de la Universidad no cerró las ventanillas de préstamos; a quién se designe para estar el frente de esa responsabilidad debe tener el perfil y sensibilidad adecuados.

En 2015 con el propósito de saldar estos adeudos me reuní con los representantes laborales de la Junta de Pensiones en junio de 2015 y les expliqué cómo se les iba a pagar; salvo el STASPE, todos estuvieron de acuerdo, que a pesar de su desacuerdo votó a favor de todos los movimientos incluyendo el de las jubilaciones que están generando la falta de liquidez actual.

Desde su perspectiva como contador y conocedor de las finanzas estatales, López Miranda reconoce que hay un desafortunado desequilibrio financiero en Michoacán, provocado principalmente por la presión de gasto en los sectores educativo y de salud. Y enfatiza: “la única administración que no concedió plazas al magisterio fue la de Salvador Jara”.