MORELIA, Mich., 22 de mayo de 2020. – Declaraciones de la secretaria de Igualdad Sustantiva y Desarrollo para las Mujeres (Seimujer), Nuria Gabriela Hernández Abarca, apuntan a que durante el encierro se ha incrementado la violencia familiar y de género, donde el principal foco receptor de la violencia, las denuncias recabadas revelan una tendencia aparentemente diversa. 

El número de denuncias recabadas en el mes de abril refieren que se levantaron 113 denuncias por violencia contra la familia, así como tres más por no cumplir con las obligaciones de asistencia familiar, en tanto que en el mes de marzo fueron 120. Además, que nuevamente hay cero denuncias por violencia de género diversa a la que se suscita dentro de los hogares. 

Cuestionada al respecto, Hernández Abarca expresó que “el aumento o baja de las cifras en las denuncias no es lo que debería de importarnos; las mujeres no son números nada más”. 

Refirió en comunicación telefónica que detrás de ese debate entre que suben y bajan cifras “hay la insensibilidad y ganas de invisibilizar un tema real y doloroso”, la violencia contra la mujer. Porque realmente “lo que hay atrás de eso, son muchas mujeres que no logran denunciar por miedo o por otras condiciones emocionales o tal vez lo que quiere decir, es que el agresor está generando mecanismos para impedir que la mujer pueda denunciar”. 

Enfatizó que se debe considerar que “las mujeres están conviviendo buena parte del día con sus victimarios, lo que impide que puedan en muchos casos buscar ayuda”, por ello, es preciso, añadió “generar redes de apoyo alrededor de las mujeres que viven con antecedentes de violencia doméstica”.  


Por su parte la fiscal Especializada Para la Atención de Delitos de Violencia Familiar y de Género, Araceli Palomares Miranda, aclaró que la ausencia de denuncias por por violencia de género diversa a la familiar en los últimos 5 años y lo que va del 2020, se debe a la ausencia del tipo penal.