MORELIA, Mich., 7 de julio de 2015.- Ante las deficiencias en materia de seguridad por las que atraviesa la entidad, el presidente de la  Mesa Directiva del Congreso del Estado, Sarbelio Molina Vélez, se pronunció en contra de que se omita la sanción penal en contra de quienes incidan en el “halconeo”.

Esto luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarara inconstitucional el artículo 133 del Código Penal de Michoacán, que sanciona con cárcel a las personas que mediante la vigilancia obtienen  y proporcionan información sobre la ubicación o actividades de las fuerzas armadas o de cualquier operativo de elementos de seguridad pública.

“Respeto la decisión de la Suprema Corte de Justicia, pero no la comparto”, aseveró Molina Vélez al referir que por la hegemónica presencia  que llegó a tener el crimen organizado en Michoacán, se debilitaría con esto el esquema de seguridad en la entidad.

En entrevista colectiva, Sarbelio Molina puntualizó  que hoy en día el ´halconeo’ es trabajado por infantes, a los cuales se les proporcionan teléfonos móviles para que grupos delincuenciales tengan conocimiento de los movimientos operacionales de los cuerpos de seguridad en el estado.

“Regularmente se da con niños, que en lugar de ir a la escuela les dan un celular y los ponen en una esquina o en un cerro para estar informando”, añadió.

De manera reiterativa, , el presidente de la  Mesa Directiva del Congreso Local, insistió en que al suprimir el artículo 133 del Código Penal de Michoacán, se estaría facilitando el libre despliegue del crimen organizado, el cual recientemente fue desarticulado con la detención del capo delincuencial, Servando Gómez Martínez, La Tuta.

Pese a su inconformidad, Salbelio Molina dio a conocer que ya dio instrucciones a servicios parlamentarios, así como al área jurídica del Congreso del Estado para suprimir cada punto que tenga relación con el artículo previamente citado.