CIUDAD DE MÉXICO, 15 de marzo de 2016.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) arrastra elevadas pérdidas, cuantiosos pasivos laborales y tarifas subsidiadas que no reflejan el costo real de generación eléctrica, según publica el diario Reform.
El discurso oficial del gobierno federal atribuye a la reforma energética la reducción en tarifas eléctricas por 15 meses consecutivos y a la baja en el precio del gas natural; sin embargo, analistas advirtieron que ese abaratamiento se realiza a costa de las finanzas de la CFE.

A la fecha, el pasivo laboral de la CFE asciende a 620 mil millones de pesos, mientras que las pérdidas técnicas y no técnicas, ocasionadas por fallas en infraestructura y diablitos, fueron de 42 mil 200 millones de pesos al cierre del año pasado.

Con información de Reforma.