MORELIA, Mich., 11 de noviembre de 2014. -Tras los disturbios ocasionados por parte de normalistas en el Comité estatal del Partido Acción Nacional (PAN), y en el del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el dirigente perredista, Carlos Torres Piña, aseguró que el diálogo deberá prevalecer en torno a los actos radicales de los estudiantes, estableciendo mesas de diálogo en las que se les brinde solución a sus peticiones, y principalmente a la clarificación de las desapariciones de los 43 normalistas en Guerrero.

“Se debe insistir en que se hagan mesas de diálogo por parte de las autoridades federales y estatales, primeramente para atender las solicitudes de los estudiantes, y en el tema de Guerrero que haya una explicación convincente para que esto pueda generar estabilidad a este conflicto social”, aseveró el dirigente perredista al ser cuestionado sobre qué alternativas se deberían tomar en torno a las movilizaciones radicales de los estudiantes normalistas.

Torres Piña, señaló que la solución de las movilizaciones es tarea del gobierno del estado y de la Procuraduría General de la República (PGR), pero no descartó la posibilidad de coadyuvar, siempre y cuando el estado solicite la participación del partido del Sol.

La opinión de Torres Piña radicó en que se le deberá dar solución a la petición de plazas y matriculas de las Escuelas Normales Rurales, sin desbordar las consideraciones, para que conflicto en el estado de Michoacán se pueda neutralizar.

En el caso de la desaparición de 43 estudiantes normalistas en Guerrero, el dirigente perredista indicó que a raíz de este suceso, no sólo normalistas se han sumado a las movilizaciones, sino que se han incluido más instituciones y organizaciones sociales, por lo que la federación deberá enfocarse en dar solución a esta problemática para cesar las radicalizaciones en las manifestaciones.

“La problemática se está solucionando a cuenta gotas, y por consecuente ni los padres de familia de los desaparecidos, ni la sociedad estará conforme”, puntualizó Torres Piña.

Cabe resaltar que sobre los meses de septiembre y octubre, estudiantes normalistas han ocasionado múltiples destrozos en los Comités partidistas, así como en negocios comerciales, en manera de protesta por  los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa Guerrero.